Los premios de la Capital League 20/21

Después de 134 partidos en los que hemos disfrutado de 801 goles (casi seis por encuentro), la Capital League 20/21 coronó a Le Mohte como rey de Primera División. Con todo merecimiento pasaron de gran revelación a gran campeón, poniendo el broche de oro a un campeonato prácticamente perfecto. Un clásico de nuestra competición como Catedral FC fue el gran triunfador en Segunda División. En el plano individual Javier Súarez (Tercios Verdes) se proclamó pichichi del campeonato con 29 goles, uno más que un Jaime Riaño (Le Mohte) que se consagró con toda justicia como MVP con 114 puntos.

Le Mohte, gran campeón de la Capital League 20/21

Nunca antes en nuestra Liga habían llegado dos debutantes a la gran final y aunque cualquiera hubiera merecido el trono, fueron los reds de Le Mohte quienes levantaron el título al cielo de Madrid después de vencer a Aston Birra en una emocionante final. El 2-1 les permitió cerrar el círculo y coronarse reyes de la Capital League en Primera División después de dominar la fase regular y finalizar líderes con 35 puntos.

Solo Da Breis y Guangzizuu lograron vencerles antes de alcanzar una fase final en la que sufrieron y mucho, pero demostraron ser un equipo enormemente competitivo. Contra las cuerdas en primera ronda ante Deportivo Tatooine, sacaron la eliminatoria adelante gracias a la sobresaliente actuación en la tanda de penaltis de Alejandro Mosteiro, mejor portero del torneo. Más complicado fue ante Da Breis, otro de los grandes candidatos, pero de nuevo Mosteiro se puso la capa de superhéroe deteniendo el penalti que les mandaba a casa y después fue Diego Beltrán el encargado de sellar el billete para una final en la que tuvieron que sudar tinta para derrotar a Aston Birra, la otra gran revelación del año. En una final donde la pizarra se impuso a la creatividad, los diablos rojos se llevaron el título con los goles de Alonso Crespo y un Jaime Riaño que ha sido el MVP de la competición con 114 puntos y segundo máximo goleador con 28 dianas, a una sola del killer de Tercios Verdes Javier Suárez.

Las cifras no engañan y hablan de la solidez del equipo en ataque y en defensa: campeón con 14 victorias, dos empates y dos derrotas, 60 goles a favor y, sobre todo, 28 goles en contra que le han llevado a ser el equipo menos goleado con solo ¡1,56 goles encajados por partido! Espectacular!

Catedral FC manda en Segunda

En la categoría de plata fue Catedral FC el gran triunfador después de imponerse con claridad a New Hampshire por 6-2. Quizás no partían como favoritos después de concluir la primera fase en decimotercera posición con 12 puntos, pero fueron claramente a más y sacaron a relucir en las eliminatorias su gran nivel. Tiraron de solidez para vencer a Zorromonos 1-3 en la primera ronda, ganaron a Los Ponys por incomparecencia de su rival y no dieron opciones a un New Hampshire que sucumbió ante la estelar actuación de Miguel Nogueira, autor de cuatro goles en la gran final.

MVP y Pichichi

En el plano individual el galardón de MVP fue para Jaime Riaño. Más allá de su vital importancia en el campeonato de Le Mohte, sus estratosféricos números le han llevado a finalizar líder destacado en la clasificación por el MVP con 114 puntos: 16 partidos jugados, 4,4 pts por partido, 8 veces nombrado Crack, otra como Dandy y la friolera de 28 goles, a uno solo del Pichichi.

El Pichichi recayó en las botas de Javier Súarez de Tercios Verdes. Tercero en la lucha por el MVP con 95 pts, dominó la tabla de goleadores durante todo el campeonato hasta llevarse el trofeo de máximo artillero con 29 dianas en 12 partidos…¡2,4 por partido!. El otro gran nombre ha sido el de Javier Villar, segundo en el Ranking MVP y tercer máximo goleador. Pese a marcar 23 goles, no ha podido revalidar título con su Guangzizuu FC pero ha estado metido en la pomada hasta el final y finaliza como segundo mejor jugador con 97 puntos.